Inmigrantes pateristas con smartphones y ropa de marca

Comienza el Telediario de las 15h y vemos a unos inmigrantes que acaban de ser “rescatados” del Mediterráneo, desembarcado en las costas españolas. La imagen parece más la llegada de unos turistas africanos que han venido a veranear a juzgar por su vestimenta: ropa deportiva de marca (Nike, Adidas, Le Coq). Muchos de ellos llevan smartphones nuevos. Suponemos que lo primero que harán al llegar será enviar un selfie por Whatsapp de lo bien que están en España.

Estos ya no son aquellos niños africanos con las barrigas hinchadas por la desnutrición que nos sacaban en los anuncios de organizaciones humanitarias. Estos inmigrantes ya no vienen buscando comida, ¡vienen buscando Wifi y 4G!

Esto empieza a parecerse a una tomadura de pelo, y con el tiempo la gente va a acabar muy harta. Luego se quejarán de que surgen grupos de extra derecha que quieren poner fin a la inmigración.

 

Esta noticia es de interés para Miniver.org porque es un claro ejemplo de cómo el aparato propagandístico del Estado se dedica a manipular la opinión pública fabricando historias. No es ningún secreto que, pocos días después de la toma de poder del PSOE, tras el “derrocado” PP, el nuevo gobierno quería dárselas de bueno. Había que lanzar un mensaje a Europa: España ya no es ese país pobre de la crisis, ahora nos va tan bien que tenemos para regalar.

 

 

Los inmigrantes no son náufragos

Se abre el telón y aparece una atractiva reportera de Euronews a bordo del Aquarius (invitada expresamente) que nos cuenta el milagroso rescate de unas personas en alta mar en botes salva vidas.

Pero hay un problema: nos están contando la película por la mitad. Desde ese punto de vista, parece que el Aquarius es una especie de Carpathia, el buque que rescató a los supervivientes del Titanic. La diferencia es que los pasajeros del Titanic habían naufragado en alta mar, quedando a su suerte en unas gélidas aguas.

En nuestra imaginación colectiva pensamos en náufragos como gente envuelta en mantas. ¿Quién necesita mantas a finales de julio? ¿Será para tapar el desfile de moda y complementos? Tal vez sólo para reforzar la idea de náufrago.

 

Podríamos llamarlos “pateristas”, del mismo modo que los que vienen en crucero son cruceristas. (Con el permiso de la RAE, la autoproclamada propietaria de la lengua española). Sólo que las pateras son embarcaciones pequeñas de madera y éstos inmigrantes llegan en sofisticadas embarcaciones, parecidas a botes salvavidas.

 

La reportera debería habernos contado la historia desde el principio. Los “naufragos” no son más que gente que ha tenido que estar en una lista de espera y pagar todos sus ahorros a unas organizaciones dedicadas al tráfico de personas, para comprar su pasaje a bordo de una de estas embarcaciones. El plan de ruta es simple: salir a 50 km de la costa, y esperad a que os recojan uno de los buques de salvamento para que os lleven a Europa.

Al menos Jordi Évole (Salvados: El otro lado de la valla) sí entrevistó a los subsaharianos acampados en el monte Gurugú (Marruecos) que se disponían a saltar la valla con Melilla.

 

Véase también

Seguimiento de las rutas de barcos de ONGs en su recogida de inmigrantes. Vídeo

Traficantes de personas escoltan a los inmigrantes hasta los barcos de ONGs. Vídeo

Documental Borderless de Lauren Southern, que investiga cómo funciona el negocio de tráfico de inmigrantes. Vídeo

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora